domingo, 2 de junio de 2013

Panizo y Bellido.





Ya son 455 apellidos en el blog.

Creo que la seriedad con que abordo el contenido estrella de este blog, el origen de los apellidos, no implica que no pueda añadir imágenes agradables, entretenidas, divertidas a veces. Y eso hago, para que usted aborde el tema del origen de su apellido con distensión. ¡Que así sea! Ah, en “Libros de Heráldica y Genealogía” (en los enlaces de esta página) puede solicitar la historia completa del apellido (en esa página ver y pinchar Investigación Genealógica en la columna de la izquierda).
Utilizo imágenes que aparecen en Internet. Suplico disculpas a sus propietarios (Si alguna de las imágenes infringe o vulnera la privacidad o los derechos de autor, ruego que os pongáis en contacto conmigo para retirarla inmediatamente).
  

Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de las referencias que tengo y que, entre otras cosas, no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes, o donde,  se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido (abuelos, bisabuelos, etc.), para ello hay otros expertos genealogistas colaboradores de la librería. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros o nuestros colaboradores a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 304.791 apellidos (incluidos los extranjeros que se encuentran actualmente viviendo en España, y de los que hay mas de 5 individuos, o de aquellos militares que a lo largo del tiempo han sido oficiales españoles y extranjeros de nuestro Ejército) y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.




Panizo

Arnaldo Panizo, militrar
peruano

No se han prodigado las noticias sobre el origen de este apellido, del que dicen los genealogistas que se han ocupado del mismo, (Miguel de Salazar, Manuel Antonio Brochero y Zazo y Rosillo) que tiene su procedencia en Padua (Italia). Panizo se ha formado con los nombres anteriores de Pánico (Paniço), Pánigo o Pánego.

La voz panizo procede del latín 'panicium', y es una planta anual de la familia de las gramíneas, más conocida como maíz. Pero figuradamente se emplea para designar a aquello que abunda en cosas dignas de aprecio, o de lo que puede sacarse mejor provecho o utilidad, por lo que no sería difícil que su origen sea un apodo para alguna persona digna de aprecio.

La familia cuando pasó a España debió establecerse en Castilla, siendo las provincias de León o Zamora el primitivo lugar de su asentamiento, siendo Berlanga del Bierzo uno de sus primeros casales.

Se van extendiendo por otros lugares leoneses como Valdelaloba y Pradilla.



Bellido
Monumento a María Bellido, heroina
en la batalla de Bailén.
Son muchos los apellidos escritos con ‘B’ y con ‘V’, indistintamente. Otros muchos comenzaban con B y hoy lo hacen con V, y viceversa. Es frecuente encontrar personas de la misma familia que lo escriben con B y otros de sus parientes más cercanos con V, por ello no nos puede extrañar que Bellido y Vellido sean un mismo apellido.

Apellido del que se dice aragonés y muy repartido por España. En 1230 ya se les documenta en Daroca (Zaragoza).

Etimológicamente procede de la voz latina ‘bellitus’, que forma a la antigua voz castellana de ‘bellido’, bello, hermoso, agradable, usada muy frecuentemente como nombre propio de varón en la Edad Media.

Como tal nombre se localiza antiguamente en un documento del Concilio XIII de Toledo, firmado por un obispo llamado Bellitus, en el año 683. Un personaje con este nombre, que parece fruto de la leyenda, es el regicida Bellido Dolfos, asesino de don Sancho II “el Fuerte” en el siglo XI, de quien se dice podía ser de Zamora.



Pués por aqui no voy bien para encontrarme con el Quijote.

Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal