jueves, 28 de febrero de 2013

Cibils y Uguina.




¿Tu qué miras?

A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de los que tengo, y entre otras cosas no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido, para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 300.000 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.



Cibils
Dos comunidades hispanas se disputan su origen, una de ellas es la Navarra, aunque nada se dice de la localidad de su origen. Para ellos, según el etimologista López-Mendizábal, significa helechal, y procede de “ibi”, “iba”, helecho, y los sufijos –il y –tza, con C protética, también podría ser juncal, pues “ibi” también significa junco.

Cibils y Jackson, dos personajes en el Uruguay
del último cuarto del siglo XIX.
La otra comunidad es Cataluña, calificándole como apellido nacido de un apodo, pues dice Moll que viene del latín “civilis”, es decir culto o educado, aunque tampoco se nos dice su procedencia, limitándose unos y otros a recoger el apellido como propio.

Aunque en este caso se apunta que ya en el siglo XVII radicaba una familia en San Feliú de Guixols (Gerona). En esa provincia han tenido casa en Bagur, Fanals de Aro, Palamós y La Sellera de Ter.

Pasaron a Argentina, con casa en Monserrat, Corrientes, Santa Fe y en Buenos Aires; en Uruguay hicieron casa en Montevideo y Durazno, en Paraguay estaban en Ciudad del Este. Desde Uruguay pasaron a Río Janeiro, en Brasil

En Estados Unidos marcharon a Texas.

Jaime Cibils, en Uruguay, goza de gran prestigio en la historia marítima del país, al ser el constructor del primer dique seco. Había nacido en Cataluña a mediados del siglo XIX.



Uguina
Sin ningún género de dudas este apellido, es vasco, y diríamos más, que su antiguo origen podía estar en Navarra, aunque entendemos que salió de estos reinos para establecerse en diferentes lugares peninsulares, habiendo terminado en Madrid.
Mar Uguina, una competidora en la nieve.

Ateniéndonos a su procedencia navarra vemos que López Mendizábal afirma que este nombre quiere decir helechal, procediendo de 'uga', 'ugi', helecho, y el sufijo locativo -na, sitio de. Para otros autores el vocablo deriva de 'ugui', con el sufijo locativo –na.

Un Uguina, hacia mediados del siglo XIX, se encontraba en las “Escuelas de Nuestra Señora de la Valvanera”, en La Felguera (Asturias).

Después de la contienda civil tenemos constancia de la Imprenta Uguina, editora e impresora de muy importantes libros.



No hables, que es peor.

Etiquetas: , , , , , , ,

miércoles, 27 de febrero de 2013

Flores y Fernández.




Sin palabras.


A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de los que tengo, y entre otras cosas no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido, para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 300.000 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.





Flores
Según diversos tratadistas este apellido tiene el mismo principio que el de Flórez, estando su origen en el nombre propio de Froyla o Fruela, que se convierte en el patronímico Froylez o Frolaz, que va corrigiéndose en Flórez, y evolucionando en otras familias hacia Flores.

Como patronímico no se puede decir que cuantos así se llaman sean todos descendientes de una misma familia, pues puede surgir, a la vez, en diferentes lugares. Además se pudo aplicar como piropo a alguna familia, que con el tiempo le dejase como sobrenombre para distinguirse de sus vecinos.

Del apellido proveniente de Asturias, se considera tronco de este linaje al Infante Asuar Fruela, hijo bastardo del Fruela II, rey de León, Oviedo y Galicia, y de su mujer Núnila Ximena. Asuar casó con Ximena, hija del conde Guisvaldo, rico-hombre de Alfonso el Magno, mayordomo del monarca y su embajador en Roma.
En una lauda sepulcral de una familia vienesa,
en la catedral de Viena. Siglo XVII.

Descendientes de los antiguos solares asturianos fueron los señores de la Torre de Flores, en las márgenes de río Babias, en el reino de León que pasó a establecerse en ese lugar en los primeros tiempos de la reconquista. De allí pasaron al resto de la península. También lo fueron de otra Torre, en el lugar de Robledo.

Algunos genealogistas cuentan que en tiempos de Mauregato, los Flores se encontraban muy perseguidos por este monarca, por ser deudos muy inmediatos de la casa real, librándose muy pocos de su furia y crueldad.

Todo ello, o en parte (que nos perdonen los antiguos escritores), hay que ponerlo entre preguntas ¿será verdad? De cualquier manera escrito está, y nos limitamos a reseñarlo.


Fernández
Este es uno de los clásicos apellidos de carácter patronímico. Viene del nombre propio Fernán o Fernando. Es de origen germánico, contracción de Ferdinando, y del gótico Firthunands, de firthu, paz y nands, audaz, atrevido. Lo que se traduciría en "El que es capaz de cualquier cosa por conseguir o hallar la paz". Por esta característica no se puede situar el apellido como oriundo de una sola región, ya que este nombre propio era uno de los más corrientes en la España medieval.
La "querida" y votada Cristina Fernández,
presidenta argentina.

Acogiéndonos a la opinión del historiador y académico Francisco Piferrer, en su documentado escrito titulado “Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España”, quien dice: “Fernández.- La opinión más admitida entre los genealogistas de mayor crédito... es que el patronímico Fernández resonó entre los godos antes de la invasión sarracena, perteneciendo ya en aquella época a uno de los egregios linages que mas favorecieron la elección y jura del rey Dn Pelayo concurriendo a tan solemne acto Toribio Fernández con 300 caballeros y de este valiente capitán se pretende que descienden los caballeros del apellido Fernández, que fundaron sus casas solares en el reino de Asturias y otras provincias, formando diferentes ramas que a porfía se han esforzado en aumentar la fama y renombre de tan antigua como ilustre casa.”

Y digo yo ¿qué imaginación tendrían todos estos autores para aportar tal repertorio de datos? Los apellidos no estaban inventados en tiempos de Pelayo… Lo que si me importa es dejar constancia de lo escrito sobre el mismo.


De uno en uno, aunque se cambie, siempre se conservará su apellido.

Etiquetas: , , , , , , ,

martes, 26 de febrero de 2013

Sánchez-Horneros.



¡Jolín!, como se las "mea" el niño.


A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de los que tengo, y entre otras cosas no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido, para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 300.000 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.



Sánchez-Horneros
No mucho podemos decir de este apellido que se sitúa mayoritariamente en la localidad de Orgaz, emplazada en una cañada al pie de la sierra de Los Yébenes, que se extiende de este a oeste desde La Mancha hasta la Jara.
María Esperanza Sánchez-Horneros, una madre en busca
de su hijo, pues piensa que se lo robaron.

Etimológicamente el hornero, y en este caso pluralizado, era el que tenía por oficio cocer el pan y templar para ello el horno, o quien sabía donde este se cocía, y lo decía a  otros, mediante una retribución. También hornero es un pájaro, especialmente común en Sudamérica, que emplea barro en la creación de su nido, llegando a hacer una estructura cubierta completa, parecida a un horno.

Entre los pocos datos históricos que se guardan del mismo se conoce a Inocencio Sánchez Horneros, de Orgaz, el día 25 de febrero de 1839, era un miliciano más que intentó luchar con una cuadrilla, llamada la de “Los Palillos” que cometía todo género de tropelías, en base a sus ideas políticas.




Pues este me era incontinente.

Etiquetas: , , , ,

lunes, 25 de febrero de 2013

Pulgar y Farias.




Mami, mami, la falda.

A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de los que tengo, y entre otras cosas no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido, para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 300.000 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.


Ponce
El solar de este antiguo y noble linaje radicó en la hoy parroquia de Santa María de Telledo, que pertenece al concejo de Pola de Lena y partido judicial de Lena, en Asturias. A esta familia se le ha conocido indistintamente como Pulgar o Pérez del Pulgar, habiendo, muchos de ellos, quitado el patronímico.
Fernando del Pulgar fue cronista de Juan II y de
su hijo Enrique IV. Y de los Reyes Católicos.

Salieron de este solar las ramas que pasaron a Castilla y Andalucía, así como al resto de España, dando insignes varones que ilustraron con sus hazañas la Historia de la nación.

Unos versos de Calderón de la Barca atañe a este apellido: “Si a un padre un hijo querido / a la guerra se le va / para el camino le da / un don y un buen apellido / el que Ponce se ha llamado / se añade luego León…

En principios del siglo XIV era Señor de la casa solar asturiana Pedro del Pulgar, que casó y tuvo varios hijos. Era uno de ellos Fernando del Pulgar, Doncel del Rey Juan I de Castilla, que se unió en matrimonio con María de Cienfuegos, de noble familia de Asturias.





Farias
Aun teniendo datos suficientes para hablar de esta noble familia, de los Farias, no nos queda mas remedio que decir que es una pluralización del linaje de los Faria, antiguos moradores en España con antecedentes de tiempo de los romanos (según leyenda sin poderse confirmar), por lo que al parecer se encuentran repartidos por toda España, aunque especialmente por Andalucía.

Por su gran difusión y lustre, que eso no vamos a negarlo, este apellido también fue escogido por familias judeoconversas que trataban de ocultar su condición, según se ha podido documentar a través de diversos documentos.

A “Indias” viajaron a Cuba, Santo Domingo o Puerto Rico, marchando a este último lugar acompañando a Cristóbal Colón en su cuarto viaje.



Papá, papá, me falta una zapatilla. ¿La has visto?

Etiquetas: , , , , , , ,

domingo, 24 de febrero de 2013

Tijero y Llasera.




Nada se ve, pero la foto no me digan que no es sicalíptica.


A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de los que tengo, y entre otras cosas no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido, para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 300.000 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.



Tijero
Para el origen de este linaje los hermanos Alberto y Arturo García Carraffa, en su "Enciclopedia Heráldica y Genealógica" nos remiten al apellido Hijero, pues afirman que uno y otro son sinónimos, y que tienen un tronco común, siendo su única diferencia las variantes fonético regionales. Lo cierto es que el apellido Hijero prácticamente se ha perdido de nuestra geografía, mientras permanece Tijero.

Está claro que Franklin se apellida
Tijero.
Para Gutierre Tibón este apellido sería un apodo, sinónimo de sastre, por ser este profesional quien más utiliza la tijera, en los menesteres propios de su oficio.

El primitivo solar de esta casa se localiza en las montañas de Burgos, de donde pasaría a otros puntos de Castilla y Aragón, fundando nuevos solares que extendieron el apellido.

Una de las ramas pasa a residir a Cantabria, estableciéndose en Camargo, Valle de Camargo, Santander y Trasmiera. Allí, los Tijero de Camargo emparentaron con ilustres familias, como los Ontavilla, Pedruca y Tolnado.

Otros Tijero se establecieron en Guarnizo (Cantabria), pasando posteriormente a Madrid y Cádiz, y más tarde a Buenos Aires, Méjico y San José de Costa Rica.




Llasera
Son varios los lugares donde se nos confirma que este apellido es catalán, pues eso dicen Fr. X. de Garma, F. de Segarra y el manuscrito de Pere Mr. Rigalt i Fabra.

Además en “Els llinatges Catalans”, de Francec de B. Moll se señala que el apellido se debe a un sobrenombre, o apodo, puesto que viene del sustantivo Llacera “lazo (llaç) usado como trampa para cazar (caçar) animales. Sin embargo ninguno de estos autores se atreve a dar ningún punto concreto para su origen, y es que esto es demasiado relativo, pues han podido ser varios los lugares donde haya nacido a un mismo tiempo.
Guapa presentadora de televisión, y una de las pocas
representantes del apellido Llasera.

En el siglo XIX le tenemos documentado en Vidreras (Vidreres) situado al sudeste de la comarca de la Selva, en la provincia de Gerona. Pero también en Olesa de Montserrat, en Barcelona.

En el último tercio del siglo XIX también se les documenta en San Feliz de Torio (León).

Una de las ramas de este apellido se traslado a Chichas, en el sudeste del departamento de Potosí, en Bolivia.

Es representante actual del apellido, Tania Llasera Alberdi, nacida en Bilbao, en 1979, actriz y presentadora de televisión.



¡Como seremos!


Etiquetas: , , , , , , ,

sábado, 23 de febrero de 2013

Hernández, Villarreal.




Dinero fácil.

A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de los que tengo, y entre otras cosas no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido, para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 300.000 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.




Hernández
Tomado del nombre Hernando, y por tanto muy difundido por toda España y América, aunque sin llegar al desarrollo de su análogo Fernández. Este es un nombre germánico, como contracción de Ferdinando, del godo ‘Firthunands’, ‘Firthu’, del alemán ‘Friede’, paz y ‘nands’, audaz, atrevido; es decir "atrevido en la paz", o mejor expresado "el que se atreve a todo por conservar la paz".

Como la grafía es inestable, dentro de una misma familia se vio escrito Ernández o Hernández.

Juan de Mendoza, ocupase extensamente de este ilustre linaje (introduciendo míticas leyendas) y dice que se hallaron con el Rey Don Rodrigo, último de la monarquía goda en las riberas del Guadalete el año 714 y como otros muchos cristianos retirándose a las asperezas y montañas de Burgos, Galicia y Asturias de Oviedo; y con Pelayo recuperaron lo más principal de estos Reinos, formando en el felicísimo y victorioso ejército español Toribio Hernández con tres de sus hijos, que fueron los primeros y más señalados caudillos, y acreditaron su esfuerzo y valor con repetidas hazañas y heroicos hechos.
Miguel Hernández.

Muy especialmente el año 721, acompañando al mismo Príncipe, en la memorable batalla de Covadonga, repartiose por las montañas el grueso de las fuerzas, y recogido Toribio Hernández con mil combatientes hizo frente y entabló batalla al capitán general de los mahometanos, Abraen Alchaman, consiguiendo sobre éste la primera y más señalada victoria que tuvieron las armas católicas, en la que por admirable y singular favor divino, indicado en una gloriosa cruz que en el cielo se apareció, las saetas que despedían los árabes retrocedían contra ellos mismos siendo instrumentos del condigno castigo a su feroz y cruel ambición, y haciendo en ellos los cristianos tan espantosa matanza, que llenos de terror, buscaron refugio en el monte de Auseba, de donde fueron también arrojados y obligados a bajar al río Deva en cuyas abundosas aguas y escarpadas rocas fueron totalmente aniquilados.  (No se puede decir más, pero hay que tener en cuenta que por entonces los apellidos no estaban inventados, y menos que eran hereditarios)


Villarreal.
Aunque ningún autor es capaz de indicar el lugar exacto de su origen, parece que es un antiguo linaje castellano, desde donde algunas de sus ramas florecen en otros lugares de la península,

A algunos caballeros de este linaje, se les sitúa en la batalla de las Navas, en el año 1212, al servicio del rey Alfonso IX. (¿Qué mejor origen que proceder de alguno de aquellos indómitos guerreros?)


Una casa de los Villarreal hubo en el valle de Aramayona, del partido judicial y provincia de Álava, y en la villa de Ibarra, lugar del valle de Aramayona, anteiglesia de San Martín de Zalgo, en el señorío de Bilbao (Vizcaya), donde dice Francisco Piferrer en su “Nobiliario de España”, pudo tener cuna y origen este ilustre linaje.


Villarreal, cercana a la costa.

Otra casa de este apellido radicó en Bilbao, encontrándose otra en Berriz, del partido de Durango (Vizcaya).

Otra casa solar hubo en Almagro (Ciudad Real).

Desde estos lugares pasaron a Navarra, Cuenca, Canarias y Chinchón (Madrid).

Aunque debemos tener presentes, y ahí han podido nacer muchas personas con este apellido, que Villarreal es una ciudad de la Comunidad Valenciana.



¿Que me dicen de la novia india? Bellezón. ¿Están de acuerdo?

Etiquetas: , , , , , , ,

viernes, 22 de febrero de 2013

Beamonte y Lechuga.




Así se va a tono.


A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de los que tengo, y entre otras cosas no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido, para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 300.000 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.




Beamonte
Dicen los tratadistas que los apellidados Beaumont, Beaumonte, Beamont, Beamonte, Biamonte, Veaumonte o Viamonte tienen la misma procedencia, pues son un mismo linaje, aunque escrito de diferentes maneras, y que procede de las Casas Reales de Francia y de Navarra.
Etiqueta del vino Juan Beamonte.
Todos los beamonteses a
beber.

Nosotros ajustándonos al apellido, queremos dar información de cuantos, a lo largo de los siglos lo han escrito de esta manera. Así en el “Catálogo de la Colección Pellicer, antes denominada “Grandezas de España”, en la Real Academia de la Historia, existe un manuscrito del siglo XVIII que da noticia de la familia Beamonte en la que se describe su escudo de armas y se dice que desciende de la Casa Real de Nájera, y que a ella pertenecen los Condes de Lerín y Condestables de Navarra, siendo su última poseedora Brianda de Beamonte que casó con Diego de Toledo, hijo tercero del Duque de Alba.

De otro lado Jorge de Montemayor, en su manuscrito titulado “Ynbestigación de linages de los de las Montañas de Burgos y treze Merindades de Castilla la Vieja”, que puede fecharse a finales del siglo XVI, atribuye a este apellido un origen castellano.

El primer Beamonte en emprender viaje a América, del que se tenga constancia, es el mercedario Fray Francisco de Beamonte, que se inscribe en 1588, viajando a Perú.



Lechuga
El general Juan Lechuga.
Según el manuscrito de Diego de Soto Aguilar, "Casas solariegas", conservado en la Real Academia de la Historia, en la colección Salazar y Castro, es originario de Andalucía, con mayorazgo fundado en Baeza (Jaén).

Lope Pérez Lechuga es heredado en la villa de Arjona, o de su término, en Jaén, cuando fue conquistada por Fernando III, en 1286.

Una rama de esta familia pasa a Méjico.

Juan Lechuga Gordillo, general del ejército mejicano, revolucionario, maderista.  Nació en San José Ixtapa, Cañada Morelos, Tehuacan, Pue y murió el 25 de marzo de 1925.






A veces quiero llorar.
A veces quiero gritar.
Ni lo uno, ni lo otro.
Siempre quiero mirar.


Etiquetas: , , , , , , ,

jueves, 21 de febrero de 2013

Rojas y Obregón



¿Y lo que falta?


A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de los que tengo, y entre otras cosas no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido, para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 300.000 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.



Rojas
Uno de los más antiguos linajes de España. Su primitivo solar se encontraba en el lugar de Rojas, que hoy es villa perteneciente al partido judicial de Briviesca, en la provincia de Burgos.

El erudito historiador Antonio de Barahona, cronista del Emperador Carlos V, en su manuscrito titulado “Rosal de la Nobleza”, sobre este linaje escribe: "… el fundamento del linaje de Rojas procedió de esta manera: Un cauallero de las Montañas fue apoblar a Castilla la vieja y era home de quenta y valor, este dicen que fundó la casa de Rojas.."
Libro de Agustín de Rojas.

Probó su nobleza repetidas veces en las Ordenes de Santiago, Calatrava, Alcántara, Montesa, Carlos III y San Juan de Jerusalén, en las Reales Chancillerías de Valladolid y Granada y en la Real Compañía de Guardias Marinas.

Sin embargo no todos los cronistas se ponen de acuerdo en quien es el primer tomador de este apellido. Para unos es Diego López "el Blanco", mientras para otros es Lope Sánchez, ambos nacidos en la primera mitad del siglo X.

La realidad es que el apellido se extiende por toda la península, y de manera especial en Andalucía, por lo que muchos genealogistas le califican de linaje andaluz. Y no les falta razón pues una de las más ilustres familias se establece en Antequera, provincia de Málaga, desde donde se expande a otros lugares y pasando a Indias.



Obregón
Según diversos tratadistas este noble y principal linaje tienen su origen en Francia, donde fue fundado, allá por el año 780 de la Era Cristiana, por un príncipe de aquella nación, siendo su primer apellido el de Borbón, que posteriormente se transforma en Obregón, al habitar, en España, la villa que llevaba este nombre. Según parece, el progenitor de esta familia se llamaba Lope Rodríguez de Obregón, quien creó su primitivo solar en el Valle de Cayón (Cantabria).
Álvaro Obregón (1880-1928), presidente de Méjico.

Para otros autores el linaje arranca del año 725, aunque no se dice mucho sobre el por qué de esta fecha, ni tampoco se conocen documentos que lo atestigüen.

Dice la hablilla sobre este príncipe francés, al que se nos presenta como el fundador y progenitor del linaje Obregón, que se llamaba Eurico, y se estableció en Asturias, tomando parte activa en las primeras batallas de la reconquista, por lo que le recibió en recompensa la villa de Santander. Heredamiento al que se opusieron algunos los caballeros que rodeaban al monarca, por lo que el rey le cambió esta villa por otros estados en Pinilla, Villaescusa y Cayón, en la misma Comunidad. Casó con Odosinda, siendo padres de Rodrigo de Borbón, quien se retiró a sus estados de las Asturias de Santillana, edificando una casa fuerte a orillas del Cayón, en un sitio denominado Obregón, estableciéndose luego en otros lugares de la misma provincia, tales como Bárcena de Pie de Concha, Sierrapando, Santa Cruz de Iguña y Molleda; en Santa María de Cayón, Vega de Cayón, Villasevil, Pinilla y Llerena; Entrambasaguas, Santa María de Aguayo y Reinosa.

También vosotras teneis derecho.

Etiquetas: , , , , , , ,

miércoles, 20 de febrero de 2013

Gabeiras y Zumbado.



¿Las llevará blancas, azules...?

A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de los que tengo, y entre otras cosas no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido, para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 300.000 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.


Gabeiras
Antes de iniciar el estudio de este apellido debemos aclarar que se ha visto escrito como Gabeiras y Gaveiras, aun dentro de una misma familia. Actualmente se escribe con ‘b’, aunque cinco familias, que llevan el apellido como materno lo escriben como Gaveiras.

José Gabeiras.
Es este el nombre de una aldea, A Gabeira, un lugar de la parroquia de Pantín, en el concejo coruñés de Valdoviño, en la comarca de Ferrol. Y las Islas Gabeiras constituyen los restos más prominentes de antiguos acantilados que fueron separados de la tierra por la acción erosiva marina. Aunque desde tierra, parecen una sola isla en realidad son dos, formadas probablemente en dos momentos geológicos distintos.

De esta manera queda claro el origen gallego de los apellidos Gabeiras y Gaveiras, del que ya se tienen noticias en 1602, aunque en años posteriores miembros de esta casa pasaron a residir a Oviedo.

A otros miembros de esta casa se les detecta en Estados Unidos, en La Florida y en Nueva York. También en Argentina.




Zumbado
No existen muchos datos en España sobre la procedencia de este apellido, que muy bien pudiese ser Las Palmas de Gran Canaria, por ser en este lugar donde se encuentra ubicados, y desde donde parece que salió, hacia, 1700 José de la Cruz Zumbado hacia Costa Rica. Encaminándose a localidad de Heredia.
Mariela Zumbado Solano,
que dice ser una joven inteligente,
muy sociable, que no le gusta
presumir o ser irrespetosa
con las personas.

Es Costa Rica donde más se extendió el apellido, siendo San José uno de los lugares de su predilección, aunque también han vivido en Alajuela, o en Abangares, en el estado de Guanacasta.

Hacia 1730 también se habían trasladado a Mérida, en el estado de Yucatán, en Méjico.

Otra rama de este apellido, en el siglo XIX, ha vivido en Maracay, en el estado de Aragua, en Venezuela.

En Estados Unidos, distintos miembros de los Zumbado, se ubicaron en California, Florida y Kansas.





O días, o tardes...

Etiquetas: , , , , , , ,

martes, 19 de febrero de 2013

Bueso y Romualdo.





¡Que te quiero..., ovarios!

A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de los que tengo, y entre otras cosas no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido, para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 300.000 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.



Bueso
Sospecho que el apellido Bueso viene del nombre propio de varón Boiso o Boyso, utilizado por la descendencia del primitivo Boyso, derivado a Bueso. En Asturias, único lugar donde se ve el nombre, hay un Boyso Suarez a finales del siglo XII, que deja varios hijos, entre ellos una María Boyso (en el mismo escrito María Bueso), que casa con Fernando Rodríguez de Solís.
Rosalinda Bueso ex embajadora de Honduras en Méjico.

Originalmente el apellido podría remontarse  al siglo X, siendo dos las hipótesis de trabajo. La una afirma que puede ser derivación de ‘Bos’, ‘Bosio’, ‘Boiso’, ‘Bueso’ (siendo la voz Bos de origen germánico). La otra, adentrándonos el terreno de la leyenda, afirma que proviene de Fañe Ovéquez, un guerrero del norte que luchaba contra los moros, y llevaba siempre consigo dos enormes sabuesos con los que los destrozaba. De ahí su apellido quedaría como Ovéquez "El Bueso", denominación, esta última, que quedaría como apellido para sus descendientes. Indistintamente se ha escrito como Hueso y Bueso, aún en un mismo escrito.

Escriben los genealogistas que el apellido es originario de León, encontrándose su primitiva casa solar en la villa de Grajal de Campos, partido judicial de Sahagún, en la provincia de León. Se extendieron por otros lugares de Castilla y pasaron a Andalucía. Otra rama se encontraba en Aragón.

En Navarra tuvo casa solar en la ciudad de Olite.

En Valladolid tuvieron casa en Medina del Campo, documentada en 1510.




Romualdo
El apellido Romualdo es sobrenombre hagiográfico, es decir que procede del deseo de una familia en pedir la mediación a determinado personaje celestial, inspirado bien en una devoción especial, o por ser ese el santo del día de nacimiento de quien lo adopta.

Egidio Romualdo Duni, compositor italiano.
La traducción de Romualdo sería “que domina la fama”, y el santo a que representa pertenecía a la familia noble de los Onesti, duques de Ravena. Como persona joven llevaba una vida disoluta, turbulenta, pero esta cambia radicalmente al presenciar en un duelo entre su padre y un pariente, la muerte de este. A partir de entonces quiere vivir a solas con Dios, y después de conocer la vida religiosa en Ravena, decide fundar la orden Camaldulense, de ermitaños contemplativos aislados en silencio y en ayuno continuo.

De esta manera no está muy claro si cuantos lo llevan pertenecen a la misma familia, pues un apellido así concebido puede nacer en varios lugares a la vez, con el único nexo de su identidad geográfica. Lo que se confirma al comprobarse que también existe en Italia y Portugal. En el primer lugar se encuentra, entre otros lugares en Catanzaro, Avellino y Teramo, y en Leiria en Portugal.

En España son varios los lugares donde se detecta su presencia, desde tiempos antiguos, como Valladolid, o en Corralones, en Pravia.

Por sus características hagiográficas se encuentra en diferentes lugares latinoamericanos. En Brasil emigraron a Santa Catarina, Porto Feliz y Sao Paulo. En Bolivia, en Sucre, estado de Chuquisaca. En Perú, en Chiclayo, en Lambayeque y en Mangas, estado de Ancash. En El Salvador, nacieron en Izalco y en Armenia. En la República Dominicana, estuvieron en San José de las Matas, Altamira de Puerto Plata y en Santo Domingo.

Donde más se diversificó el apellido es en Méjico y Filipinas.



Me escriben en un comentario, que por ser anónimo no puedo contestar, que me confindí en el apellido Cintrano.
Menos mal que lo que en él digo no se da como certero. ¡Vean, vean!

Etiquetas: , , , , , , ,

lunes, 18 de febrero de 2013

Bastante y Cueto.




A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de los que tengo, y entre otras cosas no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido, para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 300.000 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.



Bastante
Para encontrar los orígenes de este apellido debemos investigar sobre la etimología del mismo. Bastante se emplea para definir a “ni mucho ni poco, ni más ni menos de lo regular, ordinario o preciso; sin sobra ni falta”, pero no parece que el sobrenombre tenga relación alguna con este adverbio.
Puertollano, lugar castellano-manchego,
que dicen que ni es puerto, ni es llano.
¡Por algo será!

Puede ser, aunque parece que tampoco es la tesis más fiable, que derive del oficio de bastantero, que era el personaje que en la Real Chancillería de Valladolid y otros tribunales reconocía si los poderes que se presentaban eran bastantes.

Según los estudiosos del tema es más probable que sea un apellido vasco castellanizado. Todos coinciden en que su raíz se encuentra en el valle de Baztán, de donde se derivan apellidos como Baztán, Bastán, Bastande, Bastandegui, Bastarde o Bastarte. Etimológicamente  proviene de ‘aza’, ‘azta’, zarza y el sufijo de localización –an, con B protética.

No se sabe a ciencia exacta donde se produce la transformación lingüística, pero con toda probabilidad se hace en la provincia de Ciudad Real, quedando establecidos en Puertollano y creando nuevos hogares en Alcolea de Calatrava, Almodóvar del Campo y Campo de Criptana.




Cueto
Son distintos los solares de este apellido, como los de Asturias y Cantabria, especialmente los de este último lugar que antes pertenecían a esta Comunidad y ahora son del Principado.

Tuvieron casa en Cangas de Onis, Ribadesella, Castrillón, Navia, Cabranes, Piloña y Cudillero. Y entidades con este nombre los hay en los municipios de Carreño, Corvera, Grado, Mieres, Navia, Las Regueras, Villaviciosa, Avilés, Laviana, Llanes, Nava y Parres. Otra rama apellidada Fernández del Cueto tuvo asiento en el Concejo de Navia.
Uno de los radicados en el lugar de Cueto, del ayuntamiento de Santander, construyó la casa del Valle de Iguña, en la misma provincia.

Leopoldo Augusto de Cueto.
Otro solar de Cueto, distinto del anterior, estuvo sito en el Valle de Trucios, del partido judicial de Valmaseda (Vizcaya) y tomó su nombre del barrio de Cueto, enclavado en el citado Valle, partido judicial de Valmaseda.

Ramas de estas casas pasaron a Castilla y Andalucía. Una muy principal moró en la villa de Ugíjar (Granada) y entroncó con los Ponce de León. Luego pasó a la ciudad de Mula (Murcia).

Otra rama se estableció en la villa de Berja (Almería) y entroncó con los Ibarra de aquella localidad.

Leopoldo Augusto de Cueto López de Ortega, marqués de Valmar (Cartagena, Murcia, 1815 - Madrid, 1901) escritor, diplomático, investigador y crítico. Era hijo del brigadier de artillería Gonzalo García de Cueto y Enríquez de Luna y de María de los Dolores López de Ortega y Prado.



¿Será verdad?

Etiquetas: , , , , , , ,