sábado, 23 de febrero de 2013

Hernández, Villarreal.




Dinero fácil.

A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de los que tengo, y entre otras cosas no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido, para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 300.000 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.




Hernández
Tomado del nombre Hernando, y por tanto muy difundido por toda España y América, aunque sin llegar al desarrollo de su análogo Fernández. Este es un nombre germánico, como contracción de Ferdinando, del godo ‘Firthunands’, ‘Firthu’, del alemán ‘Friede’, paz y ‘nands’, audaz, atrevido; es decir "atrevido en la paz", o mejor expresado "el que se atreve a todo por conservar la paz".

Como la grafía es inestable, dentro de una misma familia se vio escrito Ernández o Hernández.

Juan de Mendoza, ocupase extensamente de este ilustre linaje (introduciendo míticas leyendas) y dice que se hallaron con el Rey Don Rodrigo, último de la monarquía goda en las riberas del Guadalete el año 714 y como otros muchos cristianos retirándose a las asperezas y montañas de Burgos, Galicia y Asturias de Oviedo; y con Pelayo recuperaron lo más principal de estos Reinos, formando en el felicísimo y victorioso ejército español Toribio Hernández con tres de sus hijos, que fueron los primeros y más señalados caudillos, y acreditaron su esfuerzo y valor con repetidas hazañas y heroicos hechos.
Miguel Hernández.

Muy especialmente el año 721, acompañando al mismo Príncipe, en la memorable batalla de Covadonga, repartiose por las montañas el grueso de las fuerzas, y recogido Toribio Hernández con mil combatientes hizo frente y entabló batalla al capitán general de los mahometanos, Abraen Alchaman, consiguiendo sobre éste la primera y más señalada victoria que tuvieron las armas católicas, en la que por admirable y singular favor divino, indicado en una gloriosa cruz que en el cielo se apareció, las saetas que despedían los árabes retrocedían contra ellos mismos siendo instrumentos del condigno castigo a su feroz y cruel ambición, y haciendo en ellos los cristianos tan espantosa matanza, que llenos de terror, buscaron refugio en el monte de Auseba, de donde fueron también arrojados y obligados a bajar al río Deva en cuyas abundosas aguas y escarpadas rocas fueron totalmente aniquilados.  (No se puede decir más, pero hay que tener en cuenta que por entonces los apellidos no estaban inventados, y menos que eran hereditarios)


Villarreal.
Aunque ningún autor es capaz de indicar el lugar exacto de su origen, parece que es un antiguo linaje castellano, desde donde algunas de sus ramas florecen en otros lugares de la península,

A algunos caballeros de este linaje, se les sitúa en la batalla de las Navas, en el año 1212, al servicio del rey Alfonso IX. (¿Qué mejor origen que proceder de alguno de aquellos indómitos guerreros?)


Una casa de los Villarreal hubo en el valle de Aramayona, del partido judicial y provincia de Álava, y en la villa de Ibarra, lugar del valle de Aramayona, anteiglesia de San Martín de Zalgo, en el señorío de Bilbao (Vizcaya), donde dice Francisco Piferrer en su “Nobiliario de España”, pudo tener cuna y origen este ilustre linaje.


Villarreal, cercana a la costa.

Otra casa de este apellido radicó en Bilbao, encontrándose otra en Berriz, del partido de Durango (Vizcaya).

Otra casa solar hubo en Almagro (Ciudad Real).

Desde estos lugares pasaron a Navarra, Cuenca, Canarias y Chinchón (Madrid).

Aunque debemos tener presentes, y ahí han podido nacer muchas personas con este apellido, que Villarreal es una ciudad de la Comunidad Valenciana.



¿Que me dicen de la novia india? Bellezón. ¿Están de acuerdo?

Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal