martes, 26 de febrero de 2013

Sánchez-Horneros.



¡Jolín!, como se las "mea" el niño.


A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de los que tengo, y entre otras cosas no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido, para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 300.000 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.



Sánchez-Horneros
No mucho podemos decir de este apellido que se sitúa mayoritariamente en la localidad de Orgaz, emplazada en una cañada al pie de la sierra de Los Yébenes, que se extiende de este a oeste desde La Mancha hasta la Jara.
María Esperanza Sánchez-Horneros, una madre en busca
de su hijo, pues piensa que se lo robaron.

Etimológicamente el hornero, y en este caso pluralizado, era el que tenía por oficio cocer el pan y templar para ello el horno, o quien sabía donde este se cocía, y lo decía a  otros, mediante una retribución. También hornero es un pájaro, especialmente común en Sudamérica, que emplea barro en la creación de su nido, llegando a hacer una estructura cubierta completa, parecida a un horno.

Entre los pocos datos históricos que se guardan del mismo se conoce a Inocencio Sánchez Horneros, de Orgaz, el día 25 de febrero de 1839, era un miliciano más que intentó luchar con una cuadrilla, llamada la de “Los Palillos” que cometía todo género de tropelías, en base a sus ideas políticas.




Pues este me era incontinente.

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal