jueves, 7 de febrero de 2013

Albares y Gasca.



Hay quienes se apuntan al “importaculismo”, una filosofía de vida muy extendida por todos los rincones, pero afortunadamente hay otros que nos apuntamos al “importamuchismo”, sin entrar en el pecado del “demasiadismo”.







A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, pídelo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. Me enorgullezco de saber algo de 300.000 apellidos hispanos.





Albares
Posiblemente estamos ante un apellido de origen geográfico impuesto por la necesidad, al haber un mayor número de personas en la Edad Media, de cambiar el nombre a los individuos recurriéndose a utilizar la patria chica, como en este caso.

Albares, pueblo de Guadalajara.
Este apellido, que nosotros sepamos, tiene su primitiva sede en alguno de los lugares así llamados en nuestra península, como la villa y municipio existente en el partido judicial de Pastrana, en Guadalajara, o en Albares de la Ribera, perteneciente al ayuntamiento de Torre del Bierzo, partido judicial de Ponferrada, en León. Sin olvidar las dos aldeas, la una en el municipio de Lugo y la otra en el Valle de Oro, también en Lugo.

De todas formas ya se detectaban en el Fogaje de Aragón de 1495, puesto que en Quart (Cuarte de Huerva), en Zaragoza tenía su hogar “Mahoma Albares, el biello”, y en la Almunya (La Almunia de doña Godina), de la Orden Militar de San Juan de Jerusalén, Mingo d’Albares y Joan d’Albares.

Es este un apellido que se escribía de esta manera y nada tiene que ver con Álvarez, ni con los moros, aunque uno de estos lo hubiesen llevado.



Gasca
El apellido Gasca y Lagasca - con o sin artículo - aparece dentro de una misma familia indistintamente.

Existió casa solariega en Valladolid que ostentó Pedro Gasca de Salazar, caballero de la Orden de Calatrava.


Pedro de la Gasca.

Una rama de esta familia se traslada a Aragón, a la que pertenece Gervasio de la Gasca y Ormigón, general distinguido en la guerra de la Independencia, nacido en Embid de la Rivera (Zaragoza).

En Aragón una rama se instala en Encinacorba (Zaragoza), donde aún perdura.

Italia cuenta con una rama de esta familia, donde a finales del siglo XIX florece César Luis Gasca, un jurisconsulto con varias obras escritas.

Pedro de la Gasca (escrito también La Gasca o Lagasca) (Navarregadilla, Ávila, 1493 - Sigüenza, 1567) fue un sacerdote, político, diplomático y militar. Caballero de la Orden de Santiago, del Tribunal del Santo Oficio, virrey del Perú (1544-1550), y más tarde obispo de Palencia y de Sigüenza.



Una mujer leyendo es algo bello.

Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal