jueves, 6 de junio de 2013

Mazo y Cantelmi.



¿Y yo que creí que tener trabajo era bueno?

Ya son 463 apellidos en el blog.

Creo que la seriedad con que abordo el contenido estrella de este blog, el origen de los apellidos, no implica que no pueda añadir imágenes agradables, entretenidas, divertidas a veces. Y eso hago, para que usted aborde el tema del origen de su apellido con distensión. ¡Que así sea! Ah, en “Libros de Heráldica y Genealogía” (en los enlaces de esta página) puede solicitar la historia completa del apellido (en esa página ver y pinchar Investigación Genealógica en la columna de la izquierda).
Utilizo imágenes que aparecen en Internet. Suplico disculpas a sus propietarios (Si alguna de las imágenes infringe o vulnera la privacidad o los derechos de autor, ruego que os pongáis en contacto conmigo para retirarla inmediatamente).
  

Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de las referencias que tengo y que, entre otras cosas, no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes, o donde,  se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido (abuelos, bisabuelos, etc.), para ello hay otros expertos genealogistas colaboradores de la librería. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros o nuestros colaboradores a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 304.801 apellidos (incluidos los extranjeros que se encuentran actualmente viviendo en España, y de los que hay mas de 5 individuos, o de aquellos militares que a lo largo del tiempo han sido oficiales españoles y extranjeros de nuestro Ejército) y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.



Mazo
No se conoce con exactitud el lugar de nacimiento de este linaje, pues lo más probable es que sea un apellido que corresponde a varias familias que, no necesariamente, tienen un tronco en común, Lo que está muy claro es su vinculación con las tierras del norte.
 
Obra del pintor conquense Juan Bautista Martínez
del Mazo.
En Galicia son diversos los lugares con este nombre, de donde ha podido tomar el mismo. Julio de Atienza, en su "Nobiliario Español" le da esta procedencia, aunque no especifica el por qué.

En una certificación del rey de Armas de Carlos III, José Julián Brochero, se dice que esta es una familia noble de Vizcaya, cuyo ilustre progenitor, llamado Ferrioz, sirvió en el año 758 al rey Ramiro el Monje, y un caballero descendiente suyo llamado Fortún salió en 1096 a la conquista de Huesca, donde sirvió valerosamente con trescientos caballos armados de mazas de guerra, mantenidos a su costa, en cuya memoria tomaron el apellido Mazo o Maza.

Etimológicamente procede de la voz castellana “mazo”, martillo grande de madera, y creemos está formado a partir de un mote o apodo aplicado a quien manejaba dicha herramienta o ante cualquier otra circunstancia.

De Galicia mismo se han extendido los caballeros del apellido Mazo a varios puntos de España, y han gozado en todas partes de las preeminencias y distinciones peculiares a la hidalguía.



Cantelmi
Sara Cantelmi. (Y nada más se de ella)
Nos encontramos ante un apellido italiano del que dicen ciertos genealogistas que es el mismo de Cantelmo, habiendo tenido su solar en Nápoles, siendo descendientes directos de uno de los reyezuelos de Escocia, que abandonó este país a mediados del siglo XI, fijando su residencia en Provenza y Normandía, de donde salieron para seguir a Carlos de Anjou a la conquista de Nápoles, pasando después, diversos miembros de la casa al servicio de España, distinguiéndose notablemente hasta 1749, fecha de la desaparición de José.

Era nieto de Andrés Cantelmi, Duque de Pópoli, Príncipe de Pettorano, maestre de Campo, al servicio de España, en los Países Bajos, Este era hermano de Jaime, arzobispo de Nápoles y Cardenal en 1670. En 1683 Carlos II le reconoció como descendiente de los antiguos reyes de Escocia.

Otros de los lugares de este donde tuvo casas esta familia es en Villa San Giovanni, en Pescara o en Sulmona, en la provincia de Aguila.




El correr del agua siempre da sosiego.

Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal