martes, 11 de diciembre de 2012

Encontra y Labra





Encontra las nueve caras
Encontra
No son muchos los genealogistas que se han ocupado de este apellido, pero Endika de Mogrobejo, en su magna obra, si lo incluye, afirmando del mismo que es catalán, con casa solar en la ciudad de Barcelona.

No podemos desdeñar la hipótesis de que este apellido se haya formado a través del apodo familiar, puesto que “encontra” se pudo decir a cualquier persona que tuviese una disposición especial a enfrentarse a la opinión de los demás. Era el “tío encontra”, posteriormente apelativo “el encontra” y más tarde apellido “Encontra”, a la hora de firmar algún documento de propiedad y para distinguirle de otro familiar con el mismo nombre.

También creemos, que aun siendo de distinta familia, su nacimiento pudo encontrarse en las montañas jacetanas, donde aun subsiste.

Ha viajado a Estados Unidos.




Labra
Su origen, a nuestro parecer, es toponímico, por tanto su cuna será el lugar de Labra en la parroquia de San Bartolomé de Labra, en el concejo de Cangas de Onís.

Una curiosa leyenda sobre este apellido habla de un caballero de este linaje que sirvió al Rey don Pelayo, por lo que Tirso de Avilés dice: "En el dicho Concejo de Onís hai unos hidalgos que son principales de Solar conocido, que se llaman de Labra. Dícese que uno de este linage andando con el infante Pelayo quando fué la batalla de Cobadonga, en las faldas de aquel monte, havia una sierpe mui crecida, que ninguno se atrevía a matarla, y este de Labra descendió del monte, y puesto armado a cavallo la mato con una lanza; y el rey y los que estaban arriba del monte, le gritaban diciendo: A que la abre, y de allí se llamó Labra. Y ansí le dió el Rey por Armas y a sus descendientes un hombre a cavallo con una lanza hincada el hierro de ella en una sierpe, que fue la misma que mató en campo verde”.

Ramón María de Labra.
Ramón María de Labra, natural de Cangas, que participo en la guerra de la Independencia, y se distinguió en el sitio de Astorga. De tendencia liberal en 1820 fue hecho prisionero cuando sucedió la reacción. Emigró a Francia, Bélgica e Inglaterra, y amnistiado marcho a Ultramar, donde fue gobernador de Cienfuegos. Y en España lo fue de Almería.



Mi corazón os dejo, mi corazos os doy. Por duplicado, que es lo bueno.

Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal