domingo, 15 de septiembre de 2013

Cegarra y Villaescusa.



Que bellas palabras las del Principito.


Ya son 653 apellidos en el blog.

Creo que la seriedad con que abordo el contenido estrella de este blog, el origen de los apellidos, no implica que no pueda añadir imágenes agradables, entretenidas, divertidas a veces. Y eso hago, para que usted aborde el tema del origen de su apellido con distensión. ¡Que así sea! Ah, en “Libros de Heráldica y Genealogía” (en los enlaces de esta página) puede solicitar la historia completa del apellido (en esa página ver y pinchar Investigación Genealógica en la columna de la izquierda). Se lo entregan de forma similar a la aquí expuesta, o como ustedes prefieran.
Utilizo imágenes que aparecen en Internet. Suplico disculpas a sus propietarios (Si alguna de las imágenes infringe o vulnera la privacidad o los derechos de autor, ruego que os pongáis en contacto conmigo para retirarla inmediatamente).
  

Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de las referencias que tengo y que, entre otras cosas, no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes, o donde,  se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido (abuelos, bisabuelos, etc.), para ello hay otros expertos genealogistas colaboradores de la librería. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros o nuestros colaboradores a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 305.624 apellidos (incluidos los extranjeros que se encuentran permanentes en la España de hoy, o vivieron en ella, y de los que hay mas de 5 individuos, o de aquellos militares que a lo largo del tiempo han sido oficiales españoles y extranjeros de nuestro Ejército) y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.




Cegarra
María Cegarra, poetisa y la
primera española en licenciarse
en Ciencias Quimicas.
Es propio de un dilema, pues diferentes tratadistas opinan que son un mismo apellido los de Cegarra, Segarra y Zegarra, formulado de una forma o de otra a causa del "ceceo" o del "seseo". Podíamos inclinarnos por esta solución, y que fuese en “Indias” donde no es corregida esta variante, pero lo raro es que el apellido, así escrito, se encuentra vigente especialmente en Murcia, lo que significa que muchos Cegarra se han convertido en Segarra, a la vez que el mismo se ha mantenido como Cegarra.

En 1390 Clemente VII (El Antipapa), escribe al arcediano de Játiva sobre un pleito entre dos vecinos de Murcia, encomendándole "que vea el pleito entre Juan de Cegarra, vecino de Murcia, y Gonzalo González, chantre y vicario de la Iglesia de Cartagena".

A Sevilla llegará Arnao Cegarra, en 1371, desde Francia, país donde continúa existiendo el apellido Cegarra.

Otra casa radicó en el Reino de Navarra, y otra en Salvatierra de Tormes, de la provincia de Salamanca.

Pasaron a Bolivia, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, México, Perú, Puerto Rico y Venezuela.



Villaescusa
Manuel Villaescusa, un psicólogo del centro de
Madrid.
Este noble y antiguo linaje es de origen castellano, aunque son varias las localidades que tienen este nombre en Orense, Oviedo, Cantabria, .Zamora, Cuenca, Palencia y Guadalajara.

Uno de los lugares donde se encontraron fue en la provincia de Burgos, otro de los lugares donde pidieron que se reconociese su hidalguía fue la localidad de Manzanares.

Pedro Villaescusa, vecino de Villaescusa, de la Orden de San Juan, obtuvo confirmación de hidalguía por sus servicios en el Real de Simancas y en la guerra contra Portugal, en 1475.


 
Siempre un placer, como el que refleja la cara del niño.


Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal