domingo, 10 de marzo de 2013

Guelbenzu y Trébol.




Se puede decir alto, pero no más claro.

A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y que de esta manera aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de las referencias que tengo y que , entre otras cosas, no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes, o donde,  se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido (abuelos, bisabuelos, etc.), para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 302.100 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados “raros” o de difícil localización.





Guelbenzu
Este noble y antiguo linaje tiene su origen en el Reino de Navarra.
Juan María Guelbenzu, músico de Pamplona.

En Navarra, la nobleza o hidalguía se reconocía, a efectos oficiales y públicos, mediante sentencia ejecutoria ganada ante los tribunales de la Corte y Concejo, que posteriormente quedaba anotada en los libros de Mercedes Reales y en los del Rey de Armas. El proceso era siempre el mismo. El pretendiente a la calidad de noble colocaba su blasón, con las armas que decían corresponderle, en el lugar más visible de la casa. El Fiscal del rey, cuando tenía noticia de ello, procedía a la "denunciación", dicen los documentos, ante la Corte, por uso indebido de escudo de armas. El Tribunal abría un proceso criminal, en el cual el denunciado debía demostrar, mediante documentos y testigos, los derechos que le asistían a usar el escudo, representante de su familia y apellido. Con la sentencia favorable se reconocían públicamente sus derechos, así como la calidad hidalga del solicitante, de sus hijos y descendientes legítimos y en su caso, de otros parientes que se suelen citar nominalmente como interesados o "consortes".

Ramas de este linaje se han establecido en Unzu, municipio de Juslapeña y en Elizalde, distribuyéndose posteriormente por las provincias vascas.

Se destacó Juan María Güelbenzu, pianista, nacido en Pamplona en 1819 y muerto en Madrid en 1886. Estudió con su padre, también pianista, y marchó a París para ampliar sus estudios, donde le descubrió la reina María Cristina, de paso por Francia en 1841, que le nombró pianista de la corte española.




Trébol
No encuentro una persona con este apellido,
pero si dos trébol con 4 hojas.
¡Que suerte!
Para algunos genealogistas es apellido aragonés, basándose probablemente en la gran cantidad de individuos que hoy viven en Zaragoza. Seguro que tienen razón, aunque no se ocupen del mismo los hermanos García Carraffa, en cuyo diccionario se fijan todos los autores modernos para emitir un veredicto, ni se encuentra en ningún otro diccionario de apellidos. Por mi parte debo decir que no he visto ningún documento aragonés, que les acredite antiguamente en esos lugares, aunque ello no puede tomarse como dogma de fe, puesto que todavía son muchísimos los archivos por abrir.

a provincia de Gerona es uno de los lugares donde mayoritariamente se sitúa a esta familia, encontrándose en San Feliu de Guixols a finales del siglo XVII, y posteriormente repartida por Bordils, Cabañas, Cadaqués, Casavells, Lleis, Mollet de Ampurdá, Rupiá o Vilanova de la Muga.

En el siglo XVIII su hogar se localiza en Tobarra y en el propio Albacete.

Veamos ahora su caminar por América, y nos encontramos con ellos en 1622 como vecinos de Celaya, en Guanajuato (Méjico). En 1642 se documentan en Queretaro, y posteriormente en Alfayugan, Pecos, San Felipe, Matehuala o San Juan de Salinas.





¿Dice alguien lo contrario?

Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal