martes, 2 de julio de 2013

Matarredona y Antonaya.



¿Teneis algo en contra?

Ya son 512 apellidos en el blog.

Creo que la seriedad con que abordo el contenido estrella de este blog, el origen de los apellidos, no implica que no pueda añadir imágenes agradables, entretenidas, divertidas a veces. Y eso hago, para que usted aborde el tema del origen de su apellido con distensión. ¡Que así sea! Ah, en “Libros de Heráldica y Genealogía” (en los enlaces de esta página) puede solicitar la historia completa del apellido (en esa página ver y pinchar Investigación Genealógica en la columna de la izquierda). Se lo entregan de forma similar a esta, o como ustedes prefieran.
Utilizo imágenes que aparecen en Internet. Suplico disculpas a sus propietarios (Si alguna de las imágenes infringe o vulnera la privacidad o los derechos de autor, ruego que os pongáis en contacto conmigo para retirarla inmediatamente).
  

Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de las referencias que tengo y que, entre otras cosas, no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes, o donde,  se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido (abuelos, bisabuelos, etc.), para ello hay otros expertos genealogistas colaboradores de la librería. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros o nuestros colaboradores a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 304.813 apellidos (incluidos los extranjeros que se encuentran actualmente viviendo en España, y de los que hay mas de 5 individuos, o de aquellos militares que a lo largo del tiempo han sido oficiales españoles y extranjeros de nuestro Ejército) y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.



Matarredona
Lidia Matarredona,  de Barcelona,
apasionada de la "Social
Media".
Apellido toponímico, y como tal encontramos su origen en alguno de los poblados que citan las enciclopedias: Matarredona, caserío del municipio de San Carlos de la Rápita, partido judicial de Tortosa, en la provincia de Tarragona; o en el también caserío del municipio de Almoradí, partido judicial de Dolores en la provincia de Alicante.

La voz mata-rredona es grafía aglutinada de mata y redona. Mata, probablemente del latín tardío matta, estera, pero que sirve para definir a una planta que vive varios años y tiene tallo bajo, ramificado y leñoso. Redona, es voz catalana que significa redonda.

Queda claro de esta manera que el apellido es levantino, habiendo noticias del mismo en el Reino de Valencia, habiéndose establecido mayoritariamente en Elche y Alcoy, en la provincia de Alicante.

Aunque también se les vio instalados en las provincias de Gerona y Barcelona.

Otra familia se establece en Cabeza de Buey, en Badajoz y finalmente otra se instala en el entorno de Albacete. Habiéndose encontrado en Málaga y Granada.



Antonaya
Hay que ayudar a cuakquier negocio, para de esfa
manera qye se aleje la crisis.
Creemos que este es un apellido navarro, con desarrollo posterior en Ciudad Real, pasando posteriormente a Jaén, siendo alguna de estas localidades el lugar de su transformación por el actual Antonaya. Generalmente el cambio del apellido entra dentro de la historia reciente, y suele darse al comienzo de las guerras carlistas, cuando uno de los hermanos o pariente cercano, en contra de las ideas tradicionalistas de la familia, se hace liberal e isabelino. Con esta disparidad de criterios no puede continuar viviendo en el solar familiar y decide emigrar, bien a otro lugar del territorio nacional o a América. Había que romper con la familia y la mejor manera era cambiar el apellido, añadiendo alguna consonante o vocal al mismo. El cambio también se da por transformación sociolingüística de una comunidad a otra.

Sin emitir una postura categórica pensamos que este apellido puede proceder de Antoñana, natural de la localidad del mismo nombre en Navarra, viniendo de ‘anto’, pasto, y un sufijo locativo –ana, produciéndose la variante antedicha.

No son muchos los datos históricos que poseemos del mismo, y si todos pertenecen a nuestra historia reciente, lo que nos confirma en nuestras opiniones, aunque en ningún caso pretenden ser categóricas.




Os juro que no me vpy a beber todo el agua.

Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal