miércoles, 6 de noviembre de 2013

Oquendo y Padura.


Un ratito de relajo.





Ya son 755 apellidos en el blog.

Creo que la seriedad con que abordo el contenido estrella de este blog, el origen de los apellidos, no implica que no pueda añadir imágenes agradables, entretenidas, divertidas a veces. Y eso hago, para que usted aborde el tema del origen de su apellido con distensión. ¡Que así sea! Ah, en “Libros de Heráldica y Genealogía” (clikeando o pinchando aquí, o en los enlaces con esta página) puede solicitar un libro, o la historia completa del apellido. Investigación Genealógica (pinchar o clikear aquí) se lo entregará de forma similar a la aquí expuesta, o como ustedes prefieran. Una aclaración substancial; y es que no me quedaré por siempre en la parte ilustre o noble del apellido, ya que este lo han podido llevar muy dignamente gentes del pueblo llano, para mí tan importantes como los nobles…
Utilizo imágenes que aparecen en Internet. Suplico disculpas a sus propietarios (Si alguna de las imágenes infringe o vulnera la privacidad o los derechos de autor, ruego que os pongáis en contacto conmigo para retirarla inmediatamente).
  

Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de las referencias que tengo y que, entre otras cosas, no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes, o donde,  se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido (abuelos, bisabuelos, etc.), para ello hay otros expertos genealogistas colaboradores de la librería. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos,escrupulosos escudos, perfectos dosieres familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con suspropios datos, o la información proporcionada por nosotros o nuestroscolaboradores a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 306.259 apellidos (incluidos los extranjeros que se encuentran permanentes en la España de hoy, o vivieron en ella, y de los que hay mas de 5 individuos, o de aquellos militares que a lo largo del tiempo han sido oficiales españoles y extranjeros de nuestro Ejército) y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.




Oquendo
Miguel de Oquendo.
En la falda del Monte Ulía, jurisdicción de la ciudad de San Sebastián, a un lado de los arenales de aquella banda, estuvo situado el primitivo solar de este linaje, según lo afirma la tradición.

Una tradición que asegura que los fundadores de ese solar fueron los primeros pobladores de dicha población y que poseyeron muchas haciendas y casas, entre estas últimas una de gran notoriedad en la calle de Narrica o Eznategui, cuya evidente antigüedad y nobleza fueron probadas repetidas veces, según las ejecutorias, concordias, certificaciones, probanzas y viejos papeles que se conservaban en el archivo que tenía a su cuidado el ilustre genealogista guipuzcoano Domingo de Lizaso, alguacil mayor del Santo Oficio de la ciudad de San Sebastián, escribano de número y archivista de ella.

Esta familia goza de los cargos honoríficos de alcaldes y regidores y tenía entierro y sepultura en el crucero de la parroquia de Santa María de la repetida ciudad, y era de cabo de armería. Eran también sus poseedores Patronos del colegio de la Compañía de Jesús en la ciudad de San Sebastián, del convento de Religiosas Franciscas de la ciudad de Santander y del convento de Santa Brígida en Lasarte, jurisdicción de la villa de Hernani.

Existe, sin embargo la idea que este apellido tuvo un origen más antiguo, radicado en la jurisdicción de la villa guipuzcoana de Salinas de Léniz, del partido judicial de Vergara, junto al profundo barranco donde nace el río Deva y que conserva, en armonía con su situación, el nombre de Okendo-ko.



Padura
Leonardo Padura, cubano.
El apellido es antiguo y de probada hidalguía, según los hermanos García Carrafa, originario de Álava. Algunos de sus miembros han antepuesto, como sucede en muchos casos, la partícula "de".

En contra de lo manifestado por tan famosos genealogistas este apellido pudo nacer en Durango, a la orilla izquierda del río Ibaizabal. En la Edad Media, el nombre de Durango hacía referencia a toda una comarca, siendo una entidad política diferente formando parte del reino de Navarra hasta el año 1200 que es incorporada, definitivamente, al reino de Castilla.

“Sancho VI de Navarra (1150-1194) nombrado el Sabio y de otra manera, el Valiente, dio fueros a la villa de Durango que agora es Vizcaya que entonces hasta el lugar de Navarra del pueblo e anteiglesia de Hechano de la merindad de Çornoça hera suyo...”

Poco después de ser castellana es cedida, como compensación por los servicios prestados en la Batalla de Las Navas de Tolosa, al Señor de Vizcaya Diego López II de Haro y queda integrada en Vizcaya como una de sus merindades, aunque manteniendo sus propias instituciones particulares.

Otros lugares donde se encuentran documentados los Padura son la villa de Lezama, del partido judicial de Amurrio, en Álava




Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal