jueves, 18 de abril de 2013

Osio y Rebollo.





A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! (Si alguna de las imágenes infringe o vulnera la privacidad o los derechos de autor, ruego que os pongáis en contacto conmigo para retirarla inmediatamente). Lo que trato es de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y que con recurso tan discordante aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de las referencias que tengo y que, entre otras cosas, no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes, o donde,  se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido (abuelos, bisabuelos, etc.), para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 302.267 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados “raros” o de difícil localización.

Quiero que quede claro que yo trato de poner lo más estricto sobre el origen del apellido, cualquier apellido, y EyP son los expertos en estudiar el verdadero origen y significado del mismo. En un breve informe de un folio, bellamente ilustrado, describen su origen, y los lugares donde se encontró, personajes ilustres y quienes lo llevaron a lo largo de los tiempos, bien sean nobles o no, pues opinan que no todos cuantos lo utilizan pertenecen a la nobleza. En ese pequeño dossier se incluye un blasón utilizado por alguno de los miembros de ese apellido, aunque, insistimos, el escudo pertenece a una familia concreta y sus descendientes directos. Además, si en lo que estás interesado, es en una exposición más completa, ellos te la darán impresa sobre papel pergamino. Y lo mismo te facilitan un árbol genealógico o tu propio blasón, que también lo pueden crear, aunque posteriormente haya que pasarlo por el notario, al no existir Rey de Armas, para que de Fe del mismo, y nadie te lo pueda copiar. Insisto, son ellos y no yo. Lo que a mi si me atañe es que os haya podido AYUDAR y AGRADAR.

Muchos no sospechan el esfuerzo que hay detrás de cada página web que emito, si quiero que esta tenga un mínimo de seriedad. Buscar una “marca” de fábrica, que en mí la han constituido estos gráficos vistosos, a veces divertidos, a veces provocadores, a veces licenciosos (perdón por ellos)… Y luego, cuando ya tienes montado el “esqueleto”, adaptar los contenidos para que puedan interesar a  mis visitantes, sin dañar a mis visitados (digamos que estos últimos son EyP). Y muchas, muchas horas de trabajo, buscando, actualizando, formateando, leyendo miles de libros, seleccionando lo que en ellos se dice… Sin quedarme por siempre en la parte ilustre del apellido, ya que este lo han podido llevar muy dignamente gentes del pueblo llano, para mí tan importantes como los nobles… Y todo ello para que mis queridas y apreciadas amistades (aunque no les conozca) puedan tener cada día su página lista. Cuántas noches hasta las tantas revisando ficheros, haciendo ajustes de última hora, y hasta corrigiendo faltas ortográficas. Y si algunas jornadas no estoy con este contacto diario, no piensen que me he ido; han sido los problemas que a veces tiene el ordenador (virus, etc., que mientras no se eliminan por el técnico no quiero mandar ningún tipo de nota, no vaya a pegaros “mi enfermedad”), o que estoy en otras actividades relacionadas con los apellidos y con los libros.



Osio
Desde muy remotos tiempos se tienen noticias de este muy noble linaje, pues ya se dice que en la prehistoria y en la antiquísima ciudad griega de Delfos, los Osio existían como sacerdotes, siendo su cargo hereditario como descendientes del rey de Tesalia, Deucalión.
Blanquita Heredia Osio, semifinalista venezolana a
"Miss Universo", en 1956.

Pasaron a Italia, donde fundaron dos localidades: Osio Sopra y Osio Sotto (Osio de Arriba y Osio de Abajo), llegando a España donde ya, en el siglo III, radicaron en Córdoba, destacando el renombrado obispo Osio de Córdoba (Córdoba, 256-Sirmio, 357), Padre de la Iglesia hispana, más conocido como el "Atanasio de Occidente". (Aventurado es remontarse tan alto para justificar el origen del linaje).

Por su parte Miguel de Salazar, en su manuscrito "Formulario de Armería", afirma que son de Castilla la Vieja. El apellido se ha confundido muchas veces como el de Ocio, y desde luego se escribió como Ossio.

Con todo ello no podemos aclarar exactamente cual es su procedencia, si bien una de las primeras noticias que tenemos del mismo nos lo aproxima, en 1639, a la Diócesis de Granada.

Valladolid, Medina de Rioseco y en Lugo, en la localidad de Baamorto, son otro de los lugares donde se encuentra este apellido.




Rebollo
Noble linaje que formó su apellido derivado de la acepción latina 'robur', que significa roble, y fundó casa solar en la localidad de su nombre, enclavada en la provincia de Segovia, partido judicial de Segovia.

Jose Rebollo "cantaor"
de Moguer.
Pero también puede tener su origen en alguno de los lugares asturianos de este nombre: un caserío en la feligresía de Santa María de las Vegas de Biosa; otro en la feligresía de San Juan de Mieres y un tercero en la feligresía de San Juan de Bimenes.

El manuscrito de Gómez Arévalo, titulado “Nobiliario”, confirma esta procedencia asturiana y le asigna las armas que Jerónimo de Villa, en “Nobiliario”, pone para los Rebolledo de Reinosa. Por su parte Mateo Escagedo Salmón, en “Solares Montañeses”, y en “Crónica de la Provincia de Santander”, señala que es un apellido oriundo de la montaña de Cantabria. Así miembros de la familia figuran con calidad de hidalgos, en los padrones efectuados en el Valle de Aniebas, en 1692, siendo localizada en el lugar de Cotillo, partido judicial de Torrelavega (Cantabria).

Pero también puede ser un apellido soriano, con cuna en Rebollo, en el partido judicial de Almazán.



Otro consejo.

Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal