lunes, 8 de abril de 2013

Langarica y Marbán.



Llegó la oportunidad para las estatuas.


A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! (Si alguna de las imágenes infringe o vulnera la privacidad o los derechos de autor, ruego que os pongáis en contacto conmigo para retirarla inmediatamente). Lo que trato es de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y que con recurso tan discordante aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de las referencias que tengo y que, entre otras cosas, no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes, o donde,  se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido (abuelos, bisabuelos, etc.), para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 302.100 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados “raros” o de difícil localización.

Quiero que quede claro que yo trato de poner lo más estricto sobre el origen del apellido, cualquier apellido, y EyP son los expertos en estudiar el verdadero origen y significado del mismo. En un breve informe de un folio, bellamente ilustrado, describen su origen, y los lugares donde se encontró, personajes ilustres y quienes lo llevaron a lo largo de los tiempos, bien sean nobles o no, pues opinan que no todos cuantos lo utilizan pertenecen a la nobleza. En ese pequeño dossier se incluye un blasón utilizado por alguno de los miembros de ese apellido, aunque, insistimos, el escudo pertenece a una familia concreta y sus descendientes directos. Además, si en lo que estás interesado, es en una exposición más completa, ellos te la darán impresa sobre papel pergamino. Y lo mismo te facilitan un árbol genealógico o tu propio blasón, que también lo pueden crear, aunque posteriormente haya que pasarlo por el notario, al no existir Rey de Armas, para que de Fe del mismo, y nadie te lo pueda copiar. Insisto, son ellos y no yo. Lo que a mi si me atañe es que os haya podido AYUDAR y AGRADAR.




Langarica
Este apellido es alavés y procede del lugar de su nombre, en el ayuntamiento de Iruraiz y partido judicial de Vitoria.

Diferentes ramas del mismo se han encontrado muy distribuidas por Alaiza (Alaitza), Azaceta, San Millán (Donemiliaga), Vicuña (Bicuña) y Virgala Mayor (Birgara gocen)), localidades alavesas y en Vizcaya.
 
Dalmacio Langarica, ciclista 1940-1950
y director deportivo 1970.
A principios del siglo XVI son vecinos de Gauna (Álava). Y a mediados están documentados en Azaceta.

Por esas mismas fechas se encuentran en Villamediana de Iregua (La Rioja), y en su capital Logroño.

En Villamediana (Palencia), en 1581, es empadronado uno de los miembros de esta apellido.

En 1595 en Uncastillo, en Zaragoza, partido judicial de Sos del Rey Católico, un librero, y también editor, lleva este apellido.



Marbán
El “Libro del Becerro” escribe sobre este linaje “... de Marbán Montaña de Burgos”, describiendo su escudo: “en pal mitad plata y mitad azul con tres roeles contrapuestos: otros trayn trece roeles”.

Escribe Gracia Dei, rey de Armas de los Reyes Católicos, en su “Nobiliario original”:
Los que tienen esculpidos
aquellos treces roeles
en un campo azul tendidos
son los hidalgos sabidos
marbanes nada noveles
hidalgos bien solariegos...”.

Sin embargo debió tener su origen en el lugar de Marbán, del concejo de Castrelo del Valle y partido judicial de Verín (Orense), pasando posteriormente a Castilla.
 
Posible escudo del
"Libro del Becerro".
Una rama tuvo asiento en Villalpando (Zamora), donde creó una nueva casa de mucho lustre.

En el primer cuarto del siglo XVIII tienen casa en Tiedra (Valladolid).

En el padrón de nobles de la villa de Torrejón de Ardoz (Madrid), de 1737, figura Juana Josefa de Marván, señora de Villagrán y el Villar, que tiene vecindad en esta villa y es del estado de Hijosdalgo.




¡No hables tanto!

Etiquetas: , , , , , , ,

2 comentarios:

A las 17 de abril de 2013, 21:54 , Blogger Daniel ha dicho...

Me podrías entregar la referencia completa del siguiente dato para citarlo en mi estudio: "En el padrón de nobles de la villa de Torrejón de Ardoz (Madrid), de 1737, figura Juana Josefa de Marván, señora de Villagrán y el Villar, que tiene vecindad en esta villa y es del estado de Hijosdalgo."
(Es decir en que fondo documental se encuentra y bajo que institución)
Gracias

 
A las 18 de abril de 2013, 18:19 , Blogger Enrique Prieto ha dicho...

Fíjate Daniel, solo se que no lo se, que no lo recuerdo. Que han sido tantos los miles de papeles, los cientos de libros que he tenido entre mis manos, que ese detalle, tan importante, se me ha pasado. A mis manos cae un padrón, el de 1737 de Torrejón, y compruebo que no está escrito por, digamos, un Inexperto, un indocumentado, aunque muchas veces nos encontremos con algún autor espúreo que nos engaña a todos cuantos trabajamos en esto, y el mismo se da como bueno. Y yo, cuando son tantos los nombres, sobre miles y miles de apellidos, no tengo la precaución de tomar el dato. Si comprobé que es cierto, pero no de donde lo tomo. Entono el “mea culpa”, pero no sabría como meter ese dato, concreto, en mi programa, aunque en otros casos si lo pongo. El dato que tu me pides, para ti, es fácil de encontrar, y es que acudas a Torrejón de Ardoz y solicites el padrón de 1737. Y como no te quedará con solo un padrón mirarás en otros y descubrirás más Marbán o Marván. Y una cosa, dame si puedes, si quieres, soluciones para arreglar este ”pequeño” problema, para arreglar la página que os ofrezco…

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal