domingo, 11 de noviembre de 2012

Díaz Ufano, Arche, Fuster, Marina, Cavero,

Díaz Ufano.- Probablemente el apellido de esta forma compuesto quiso evitar la reiteración ante la sobreabundancia de patronímicos. Así, el apellido menos frecuente y su compuesto tendría un mismo origen, pero en un momento dado, a principios del siglo XIX, aún en una misma familia, unos formaron el compuesto y otros se quedaron con su representación simple. Y al ser estos compuestos de formación “reciente” y muy localizados no dio tiempo a que se extendieran por muchos lugares, ni lograran su asentamiento como linaje histórico, especialmente al no haber transcurrido suficientes generaciones para la adquisición de una conveniente solera.
El que nos ocupa se localiza mayoritariamente en Dosbarrios y Ocaña. Y en base a lo anterior es obligado señalar que el apellido simple se encontraba en 1646 en Colmenar de Oreja.



Arche.- Según noticias tomadas a vuela pluma, este apellido es procedente de Cantabria y pertenece a algún flamenco que llegó a la Merindad de Trasmiera en el primer tercio del siglo XVII a trabajar en las fundiciones de hierro y otras industrias complementarias ubicadas en Liérganes y La Cavada, donde fundaron estirpes que aún conservan sus apellidos, la mayor parte de las veces castellanizados. Durante cerca de dos siglos fueron rechazados por los nativos de estas tierras, por lo que tuvieron que hacer matrimonios entre si, hasta el siglo XIX en que se fueron fusionando con los naturales de estos lugares, por lo que es curioso ver como algunos Arche conservan sus rasgos puros, o sea cabellos rubios o rojos, piel blanca y a veces pecosa y unos ojos claros y expresivos.
Por tres veces se les concedió su nobleza, por privilegio real, aunque no fue reconocida por sus vecinos, a pesar de que demostraran su limpieza de sangre y ser cristianos viejos, alegando que en sus tierras de Flandes (española) gozaban de esta calidad, además de ser muy católicos.
Arché (del griego ρχή, "fuente", "principio" u "origen") es un concepto en filosofía de la antigua Grecia, significando el comienzo del universo o el primer elemento de todas las cosas.

También puede significar sustancia o materia, es decir, aquello que no necesita de ninguna otra cosa para existir, sólo él mismo.
Jorge Arche Silva, (Santo Domingo; 1905 - Cádiz; 1956) fue un pintor cubano especializado en retratos.



Fuster.- Tienen los Fuster su origen en Francia, desde donde pasan a Cataluña, Aragón, Valencia y Murcia.
Mosén Jaime Febrer cita en sus "Trovas" a tres familias de este linaje, que ayudaron a don Jaime I de Aragón en las conquistas de Valencia y Murcia. Uno de ellos se llamaba Jaime Fuster y vino desde Montpellier (Francia) a la guerra de Orihuela contra los rebeldes de Murcia y su reino, siendo muy estimado del citado monarca aragonés. Otro, llamado Ramón Fuster y radicado en Barcelona, pasó desde esta capital a la conquista de Murcia. Y el tercero, Arnaldo Fuster, vivía en Aragón y marchó desde allí a la conquista de Valencia.




Palacio de los Vivero, edificio en el que los  
Reyes Católicos instalaron la Real Audiencia y 
Chancillería de Valladolid a finales del siglo XV.
Marina.- La mayor parte de las Enciclopedias dicen que Marina, Marinas y Mariñas son un mismo apellido, procedente de Galicia, que se ha ido cambiando según el tiempo y las regiones españolas. No obstante vamos a tratar de definirlos por separado y es que el apellido Marina, aparte de que sea territorio o terreno próximo al mar, que sepamos, fue numeroso en Cabuérniga y en el valle de Campóo, aunque posteriormente se extendió por Valdeprado, de los que se encuentra expediente de hidalguía en 1536. En el valle mencionado, a mediados del siglo XVIII había casas en Tojo y Barcena Mayor. También encontramos casas en el valle de Peñarrubia.
Varios son quienes prueban su nobleza ante la Sala de Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid




Cavero.- Antiguo y noble linaje aragonés, cuyo primitivo solar radicó en la ciudad de Jaca, aunque tenemos muchos datos bajo la fórmula Cabero, puesto que hoy la forma con ‘B’, está completamente en desuso en castellano, aunque no era lo normal y corriente en siglos pasados. ‘Cabero’ o ‘Cavero’, dependiendo de las zonas geográficas, en Castilla era el ‘último’, es decir “quien se halla al cabo, en el extremo’, tal vez aplicado al hijo que había nacido en último lugar; en Álava, el ‘cabero’, puesto que en Vascongadas, apenas se usa la ‘v’, es el obrero que abre zanjas; en Aragón ‘cabero’ era el jefe o caballero, y en Andalucía, sin ser probable su descendencia de esta acepción, el ‘cabero’ es quien fabrica o pone mangos en los utensilios agrícolas.
Por tanto, los caballeros Cabero, a medida que avanzaba la Reconquista, fueron creando nuevos casales en diversas villas y lugares de la provincia de Huesca, pasando luego a Zaragoza, Castilla, Andalucía y otras regiones, y, por último, a América.
Probó repetidas veces su nobleza en la Orden de Santiago, en las Reales Maestranzas de Ronda y Zaragoza y en las Reales Chancillerías de Valladolid y Granada.

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal